Cómo reforzar los efectos de la oxitocina, nuestro pegamento emocional

¿Te imaginas un lugar de trabajo lleno de máquinas y robots inteligentes, pero sin calidez ni apego emocional? Este ambiente podría ser muy productivo, pero sería devastador en el aspecto mental. Somos seres humanos, no «hacedores» humanos. Necesitamos conectar emocionalmente con familiares, amigos, compañeros de trabajo e incluso con mascotas, para alcanzar un bienestar mental, emocional y físico.

Cuando cogemos de la mano ser querido y sentimos una sensación agradable en el cuerpo, esa es la hormona oxitocina haciendo efecto.

Si solemos desconfiar de las intenciones de los demás y retraernos, esto podría indicar que tenemos un déficit de oxitocina.

¿Qué es la oxitocina?       

La oxitocina es una hormona que se produce en el hipotálamo, una región del cerebro que es importante para controlar muchas funciones del organismo.

Sin oxitocina, nos extinguiríamos, literalmente: así de esencial es para la reproducción humana. La oxitocina es necesaria para la contracción del útero durante el parto, así como para la lactancia materna.

También es importante para nuestro bienestar social. Nos ayuda a crear lazos con los demás y mantener contacto visual, recordar caras, mostrar empatía, confiar en los demás, tener autoestima y buenas habilidades sociales. Nos sentimos más conectados y en sintonía con los demás.

La oxitocina mejora nuestra tolerancia al dolor y reduce el estrés y la ansiedad al controlar la liberación de cortisol, la hormona del estrés.

Si tenemos cantidades bajas de oxitocina, podemos sentirnos asustados, ansiosos, deprimidos y mostrar agresividad hacia los demás.

La oxitocina como fármaco

La oxitocina, que significa ‘parto rápido’ en griego, se utiliza como el fármaco con receta Pitocin o Syntocinon, para inducir el parto y reducir el sangrado tras este.

La oxitocina también se utiliza para mejorar los síntomas del síndrome de Asperger, el autismo y la esquizofrenia. Además, se ha demostrado que es de utilidad durante el síndrome de abstinencia de alcohol y drogas.

Existen 4 formas sencillas para reforzar naturalmente la oxitocina.

Amor físico y emocional

La vida nos mantiene ocupados. Trabajamos, hacemos recados, cuidamos a los niños, hacemos la cena… y la lista sigue; así que lo último en lo que piensas al final del día es en acurrucarte con tu pareja.

La oxitocina nos ayuda a mantenernos juntos porque crea lazos emocionales. En una investigación realizada con hombres, se encontró que quienes recibieron oxitocina por vía intranasal estaban más interesados en los lazos emocionales que en los físicos, al momento de conocer por primera vez a una mujer atractiva.

Es más, la proximidad física con nuestros seres queridos nos hace liberar oxitocina. En algunas investigaciones se ha demostrado que la oxitocina aumenta nuestro deseo sexual. Cuando hacemos el amor, también nos sentimos menos ansiosos, más calmados y tenemos una mayor sensación de bienestar en general: estos son los efectos de la oxitocina.

Escucha consciente

¿Alguna vez has sentido cómo te quitabas un gran peso de encima después de escuchar música relajante? Esto se debe a que nuestros cerebros producen más oxitocina cuando escuchamos con atención plena el canto de un pájaro, los sonidos de la naturaleza o música relajante.

Se ha demostrado que las prácticas de atención plena como mindful framing aumentan la concentración de oxitocina con la práctica frecuente. Todos pueden recibir los beneficios con tan solo unos minutos de autorreflexión en un lugar tranquilo mientras escuchan el silencio o sonidos relajantes.

Así que tómate un descanso, relájate y escucha música clásica, jazz o música relajante; cualquier música que sientas que tranquilice tu alma y observa cómo tus preocupaciones desaparecen.

Masaje corporal

¿Algunas veces sientes el cuello tenso? Es posible que un masaje sea justo lo que necesitas. Estudios clínicos han mostrado que la concentración de oxitocina aumenta tanto en la persona que recibe el masaje, ¡como en la persona que lo da!

Cuando recibes un masaje tu ansiedad disminuye, la sensación de bienestar mejora, sientes menos dolor y el cortisol y tensión sanguínea descienden: todos estos son efectos de la oxitocina.

Por eso, regálate un masaje, incluso un automasaje, ¡te lo mereces!

Mascotas

Los perros son conocidos como los mejores amigos del hombre por una buena razón: nos ofrecen amor incondicional y no son nada difíciles de complacer.

Si tienes una mascota en casa te sentirás menos solo, te obligará a levantarte del sofá y hasta te ayudará a formar amistades; que son factores que conducen al bienestar emocional. No es una sorpresa que tantas personas hablen de los perros y los gatos como si fueran personas.

¿Sabías que si acaricias a tu mascota liberas oxitocina? También refuerza la producción de dopamina y serotonina, otras hormonas que te harán sentir bien, a la vez que disminuye el cortisol, la hormona generadora de estrés.

La vida es demasiado corta para vivirla con miedo y desconfianza. Al reforzar tu oxitocina de forma natural, podemos sentir una conexión más profunda con los demás y mejorar nuestra autoestima. Da el primer paso hoy mismo y sigue el camino para tener relaciones más significativas y cercanas.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *