Cómo aumentar tu confianza, concentración y creatividad con la visualización

¿Sabías que para obtener control total de tu vida es fundamental que gestiones la forma en que piensas? Incontables experiencias a lo largo de nuestra vida nos hacen creer que dependemos del destino y que no tenemos control sobre ella. Sin embargo, al aprovechar el potencial de visualización de nuestra mente, podemos cambiar el esquema y crear una nueva fuente de energía mental que podemos dirigir a nuestro bienestar y éxito.

Visualización y manifestación

La visualización se refiere simplemente a crear imágenes en la mente de lo que quieres en la vida. La manifestación consiste en añadir emociones a las representaciones visuales y proyectar el futuro que deseas en el estado actual de tu mente. Muchos de nosotros solemos atascarnos en pensamientos y emociones negativos, circulares y repetitivos. Al dominar la práctica mental de la visualización, puedes preparar tu mente para alcanzar tus objetivos deseados y garantizar que los pensamientos y acciones se centren en tus objetivos presentes y futuros, lo que te lleva a regular el efecto indeseado de muchas experiencias pasadas, como experiencias traumáticas, omisiones y arrepentimientos.

¿Cómo funciona? Tu cerebro no sabe diferenciar entre un recuerdo y una visión del futuro. De hecho, las técnicas de obtención de imágenes cerebrales nos indican que hay coincidencias en la actividad cerebral al momento de recordar acontecimientos del pasado e imaginar o simular sucesos futuros. Por esta razón, cuando visualizas lo que quieres en tu futuro, realmente estás fijando una imagen que puedes utilizar para inspirarte hasta que puedas hacerla realidad.

La visualización la utilizan desde hace mucho tiempo personas de éxito como atletas de élite y emprendedores exitosos, debido a que aumenta lo siguiente:

Confianza

Cuando visualizas tu futuro, esto te ayuda a sentirte capaz de conseguirlo. Lo que a su vez, te permite relajarte y concentrarte en lo que necesitas para alcanzar tus objetivos en lugar de desperdiciar la energía en malos recuerdos o posibles problemas, te centras en el momento presente, tus sensaciones, experiencias y pensamientos.

Al visualizar el futuro, modificas cómo funciona tu mente para bien. Por ejemplo, en un estudio sobre personas que buscaban trabajo, casi el 70 % de quienes recibieron un entrenamiento de visualización además de asesoría laboral tradicional encontraron un nuevo trabajo en un periodo de 2 meses, en comparación con el 21 % de quienes solo recibieron asesoría laboral. Al visualizar que habían conseguido el trabajo, su confianza aumentó, lo que mejoró su preparación mental para la entrevista.

Concentración

Con la constante ocupación de nuestra vida cotidiana, es fácil desviarnos de nuestros objetivos. Al poner en práctica la visualización con regularidad, te mantienes concentrado en tus objetivos y tienes mayores probabilidades de identificar oportunidades u obtener información que pueda ayudarte a tener más éxito.

Cuando llega el Año Nuevo, muchos tenemos la intención de mejorar nuestra salud, ya sea perder peso, dejar de fumar, etc., pero para febrero, nuestras buenas intenciones ya han perdido fuerza. Al visualizar, puedes centrarte en tus intenciones. Algunas investigaciones indican que los participantes a los que se presentó un mensaje educativo de salud para que comieran más frutas junto con visualización consiguieron unos resultados considerablemente mejores que a quienes solo se les presentó el mensaje educativo de salud.

Creatividad

Para desbloquear la creatividad, nuestras mentes necesitan algo más que distracciones externas producto del trabajo y los quehaceres cotidianos. Tan solo unos pocos minutos de visualizaciónpueden crear en nuestra mente el marco correcto para captar nuevas ideas, y que surjan ideas y descubrimientos. Esta es la forma en que podemos activar nuestra creatividad subconsciente.

Mindful framing

Una vez encuentres el tiempo y te comprometas a poner en práctica la visualización con constancia, incorpórala en tu rutina diaria. Este es el fundamento clave para toda práctica de visualización. La práctica de mindful framing es una forma sencilla de atención plena que te ayudará a diseñar y adoptar tu estilo de vida ideal. Al poner en práctica la visualización con mindful framing, aprendes y ves con el ojo de tu mente cinco escenas mentales. En primer lugar, visualizas los desencadenantes de la ansiedad, después implicas a los cinco sentidos, conectas con la naturaleza, regulas las emociones y, finalmente, revitalizas el organismo.

Podrás centrar tu mente con cualquiera de estas escenas visuales o una combinación de ellas. Digamos que te quieres preparar para una reunión importante. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu mente no tenga pensamientos ansiosos. Luego, debes asegurarte de que vas a estar completamente en el presente con los sentidos: ¿Qué sientes? ¿Qué oyes? ¿Qué ves? Y entonces, debes aprender a transmitir energía por todo tu cuerpo y estado emocional. Cuando lo visualices, ¡habrás ganado!

Entre más detalles visualices, más real parecerá. A la vez, esto le ayudará a tu cerebro a crear conexiones neuronales y así, mejorar la llamada neuroplasticidad. Tu motivación mejorará, lo que te ayudará a tomar las medidas necesarias para llegar a la meta.

Creación de imágenes de tus objetivos

Otra excelente forma de visualizar es pensar en imágenes mentales de ti cuando ya hayas alcanzado tu objetivo. Por ejemplo, si uno de tus objetivos es comprar la casa de tus sueños, imagínala e imagínate a ti dentro de ella. Piensa continuamente en ella y hazlo de forma intensa.

Práctica de afirmaciones

Una afirmación es una declaración de tu futuro ideal que te repites a ti mismo. Por ejemplo, digamos que tu meta es trabajar de forma más eficiente en menos tiempo, entonces tu afirmación podría ser algo así:

«Mejoraré mi productividad y terminaré el trabajo tras haber invertido solo 6 horas diarias».

Repetir esta afirmación frecuentemente durante el día te ayudará a mantenerte centrado en tu objetivo y le dará un impulso a tus intenciones. También le ayuda a tu cerebro subconsciente a hacer lo que necesita para que tu objetivo se materialice.

Para poner en práctica las afirmaciones, existen algunas reglas. Se recomienda que afirmen lo positivo, que sean cortas y que no te obligues a creer lo que dice la afirmación: solo debes repetirla con frecuencia.

Puedes usar la visualización para alcanzar el potencial no aprovechado de tu mente y crear tu destino soñado. Con tan solo unos minutos diarios, puedes recobrar el control de tu vida para siempre.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *